PAPPARDELLE CON BRÓCOLI

Esta es una pasta muy simple, de un estupendo sabor.

Ponemos a cocer el pappardelle como todas las pastas en suficiente agua con sal, calculando un puño de pasta por persona y un puño extra al final por si alguien quiere más.

Por separado ponemos 1 cucharada de aceite de oliva y ponemos a saltear el brócoli cortado en ramitos, se puede hacer con romanesco -que es una especie de brócoli de formas cónicas pero que en México es difícil de encontrar-, yo usé brócoli congelado; añadimos chile seco en hojuelas -peperoncino- al gusto. Cuando consideremos que el brócoli está al dente añadimos 8 dientes de ajo picados a que suelten el sabor, enseguida ponemos 1/2 taza de vino blanco, y 2 o 3 cucharadas de alcaparras; la pasta escurrida y una cucharada del agua en la que se coció. Rectificamos la sal y si le hace falta adicionamos sal y pimienta. Vaciamos la pasta en un refractario poniéndole entre cada capa queso rallado: gouda, parmesano, etc. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s