PAPITAS EN CHILE MORITA ©

Ponemos a cocer unas papitas con todo y piel hasta que estén suaves.

En una cacerola con agua ponemos dos jitomates a los que les cortamos sólo la piel en forma de cruz para poderlos pelar una vez que hayan dado un hervor; hervimos ahí mismo dos dientes de ajo, un pedazo de cebolla y uno o dos chiles morita quitándoles el rabito. Una vez que hayan hervido pelamos los jitomates y los ponemos en la licuadora junto con la cebolla, el ajo y el o los chiles morita sazonamos con sal o con un poco de consomé en polvo, los molemos y los vaciamos a una cacerola para que se cueza la salsa.

Una vez cocidas las papitas las ponemos en la salsa.

Anuncios